Una forma diferente de ver

La educación visual

El dibujo es una forma de comunicación. En la mayor parte de los casos, cuando dibujamos, estamos elaborando un mensaje, plasmando una idea, explorando posibilidades para la realización de un proyecto, o quizá simplemente dibujamos por el puro placer que produce realizar un dibujo, pero aunque así fuera estamos estableciendo una relación de comunicación al menos con nosotros mismos y potencialmente con otros. Independientemente del motivo que nos lleve a realizar un dibujo, al vernos en la necesidad de hacerlo, de elaborarlo bien, y de que de nuestro esfuerzo resulte un dibujo convincente, nos topamos con dificultades, carencia de conocimientos y lo mas importante, nos damos cuenta que no contamos con las armas adecuadas para realizar esa tarea que aparentemente resulta inconquistable.

Vemos con frustración como en nuestros intentos por capturar imágenes de objetos, espacios, situaciones y sobre todo en nuestros esfuerzos por comunicar nuestras ideas, no se producen los resultados deseados.

Aunque la comunicación verbal y el pensamiento analítico han dominado la escena de nuestra cultura por tiempo inmemorial, reconocemos que el lenguaje oral y aún escrito no es suficiente para la comunicación de cierto tipo de ideas, y nos sentimos incapaces de comunicarnos a través del mundo de la representación manual gráfica. Pertenecemos a un mundo dominado por la cultura visual y sin embargo no sabemos ver, no hemos recibido el entrenamiento adecuado, utilizamos la vista en la mayor parte de los casos solamente a un nivel que nos sirve para la supervivencia.

La mayor parte de nosotros tenemos conciencia de que existen otras formas de comunicación a través de otros lenguajes no verbales: sabemos de la existencia del lenguaje de la música, de la danza, de los lenguajes particulares de las matemáticas y de la ciencia, conocemos los relativamente nuevos lenguajes de la computación moderna y por supuesto la comunicación que establece el arte en sí mismo. Pero la idea de que podemos beneficiarnos a través del entendimiento y uso del leguaje de la percepción visual en una medida paralela a la del leguaje verbal-analítico es una idea relativamente nueva, una idea derivada de las investigaciones pioneras publicadas por primera vez en 1968, por Roger W. Sperry psicólogo y ganador del premio Nobel, cuyos descubrimientos acerca de la naturaleza dual del cerebro humano han cambiado radicalmente la concepción del pensamiento moderno. En nuestros días la modalidad visual, perceptual del cerebro humano esta siendo aceptada como un compañero de igual valor al de la modalidad analítica, verbal y secuencial del proceso del pensamiento. Al respecto de las funciones del cerebro con respecto a la capacidad del mismo para la interpretación, memorización y reproducción de imágenes Vigoski en su libro La imaginación y el arte en la infancia, nos dice: “Nuestro cerebro y nuestros nervios, poseedores de enorme plasticidad, modifican fácilmente su finísima estructura bajo la influencia de diversas presiones, manteniendo la huella de estas modificaciones si las presiones son suficientemente fuertes o se repiten con suficiente frecuencia. Sucede en el cerebro algo parecido a lo que pasa con una hoja de papel cuando la doblamos por la mitad : en el lugar del doblez queda una raya con el fruto del cambio realizado, misma que propicia la reiteración posterior de este mismo cambio. Bastará con soplar al papel para que vuelva a doblarse en la misma raya” ¹

Vemos ahora como la percepción directa, esa Forma diferente de visión es una parte integral del pensamiento y además, forma parte del proceso creativo.

En la búsqueda para encontrar la llave de acceso al área creativa del cerebro, se exploraron también formas para comprender y representar el pensamiento visual y perceptual del cerebro. Se encontró que ese leguaje ya existía, era el lenguaje del dibujo que podía grabar lo que veíamos ya fuera de la realidad o del ojo de nuestra propia mente, de una forma no del todo ajena a la forma en que se graban en la mente nuestros pensamientos e ideas,

Los dibujos como las palabras, tienen significados, y con frecuencia ese significado va más allá que el de las palabras.

Esta práctica docente que hoy registramos tiene que ver con nuestro esfuerzo en la búsqueda de nuevos métodos y ejercicios prácticos que ayuden al recién iniciado en las prácticas del dibujo básico, a comprender los elementos de la percepción sensorial.

¹ Vigoski . La imaginación y el arte en la infancia”.

LA PRÁCTICA DOCENTE Sensibilización a la observación

Aprendiendo a ver y describir las características espaciales de los objetos: Forma, Volumen, Textura, Color, Luz, Sombra, Tono, Etc.

Objetivo:

Procedimiento:

Metodología:

Finalidad:

CONTEXTO

El ejercicio se diseñó, se aplicó por primera vez y se registró en video el día 26 del Agosto del 2004, como parte del contenido del programa de la materia DIBUJO BÁSICO de la UNIVERSIDAD DE MONTERREY. La mayor parte de los alumnos que participaron en el ejercicio están inscritos en carreras en las que se requiere de un gran porcentaje de dibujo como auxiliar en la representación de ideas. La mayoría serán Arquitectos, Licenciados en Diseño Gráfico, Licenciados en Diseño Industrial, Licenciados en Diseño Textil y de modas, Licenciados en diseño de interiores y Licenciados en arte.

CONCLUSIÓN

Es importante creer en lo que enseñamos y yo creo firmemente que es posible aprender a dibujar, creo que si incrementamos en el ser humano la capacidad de observación del espacio, de la materia, de la luz y sobre todo los efectos que ésta causa sobre los objetos, y logramos desglosar y analizar por separado los diferentes componentes que hacen que un objeto tridimensional se perciba como tal, si los entendemos y los aprendemos, podemos usarlos en nuestro favor en la construcción de nuestro propio lenguaje de expresión, el nuestro será bidimensional, como lo es cualquier dibujo, pero tendrá todas las características, para que se manifieste como tridimensional.

Como en cualquier actividad en que nos iniciamos, es preciso aproximarnos a ella con candidez, con la ingenuidad con la que lo haría un niño. Es preciso re-educar nuestra forma de ver, de ser posible, empezar de nuevo, con la mentalidad que estamos creando un sistema de salida a nuestras propias ideas,. Es a través del análisis de las forma y el espacio y la práctica en su representación que conquistaremos el sistema de la expresión, para poder lograr nuestros objetivos, para conseguir nuestras metas, para realizarnos plenamente y poder comunicar nuestras ideas y dar forma a nuestros proyectos.

BIBLIOGRAFÍA

LITERATO, TA adj. Y s. (lat. Literatus ). Dícese del que entiende y/o se dedica a la literatura.

Cita la autora Betty Edwards en su libro Drawing on the artist within que J. William Berguist , acuño el término NUMERATO , para describir a la persona que tiene la habilidad de entender y usar los números. Numerato ha llegado a formar ahora parte del lenguaje y se usa frecuentemente.

Yo me preguntaría : “Que vocablo describiría a la persona que tenga la habilidad de entender y usar los códigos de la comunicación a través del dibujo”