Taller de Pintura

¿Cómo se hace un artista? ¿Cómo se forma un pintor? ¿Se nace con un talento especial para las artes? ¿Se puede desarrollar el talento y las habilidades del individuo creativo?

Indudablemente la mayoría de nosotros nos hemos hecho estas preguntas, y la verdad, no ha sido fácil llegar a respuestas que nos convenzan a todos. Para algunos el artista nace, no se hace. Otros al contrario piensan que un artista sin desarrollo es como un diamante en bruto que no llega nunca a ofrecer sus verdaderas cualidades con todo su potencial. Especialmente en los últimos tiempos, los críticos, los curadores, los galerista, y los estudiosos del arte en general, nos hemos cuestionado sobre la autenticidad y la confiabilidad de la obra de arte y el artista mismo.

El Taller de Dibujo y Pintura de Arnoldo Montemayor nace en la Ciudad de Monterrey en el año de 1990 como una alternativa de formación interdisciplinaria para artistas en proceso, esto es, dentro de sus múltiples aspiraciones, el taller pretende ayudar a completar la educación y formación especialmente en el ámbito artístico, a desarrollar el talento y las habilidades de sus integrantes y a auxiliarlos en aspectos técnicos de producción. En un principio se creó con la idea de ofrecer a sus integrantes los conocimientos básicos para realizar obras de arte sustentadas en una factura bien estructurada y confiable, ya que existía el conocimiento de que en el mercado local del arte existían carencias en formación artística y que, aunque algunos artistas daban muestras de talento creativo y eran buenos productores, sus conocimientos en aspectos técnicos eran insuficientes para garantizar obras de arte de calidad, a la altura de sus recursos creativos.

Nace entonces el Taller de Arnoldo Montemayor. Aunque en un principio los objetivos del taller eran de ofrecer los medios para completar la formación de estudiantes de arte y enriquecer sus medios de expresión principalmente en el campo técnico de la pintura, ofreciendo cursos como dibujo básico, dibujo de figura humana, temple y óleo, a medida que transcurrió el tiempo el taller fue creciendo también, ofreciendo otros cursos alternativos de formación artística como: Historia del arte, Perspectiva, Acuarela, Pastel y Fresco.

El taller de pintura sesiona los viernes de tres a siete, y el taller de Dibujo de figura humana los Sábados en la mañana de diez a dos de la tarde durante todo el año.

Un día de trabajo en el taller de pintura, comienza generalmente con una revisión o crítica a veces individual y a veces de grupo, del avance de cada uno de los trabajos de los miembros. Por lo general se trabaja al óleo y en algunas otras técnicas complementarias como el temple, dando por resultado técnicas mixtas, sin descartar la posibilidad del uso de pintura acrílica.

Cuando se requiere, se hace una sesión teórica para tratar temas de interés común al grupo , en donde se estudian diversos pintores de la historia del arte, se analizan sus técnicas y procesos, se habla un poco de sus motivaciones y se les relaciona dentro de algunos movimientos o corrientes pictóricas. Así en algunas ocasiones ha tocado el turno a Picasso, a Cezzane, a Matisse, a El Greco o a Velázquez de ceder algunos de sus secretos a los miembros del taller.

En el taller se crea, se plantea un cuadro, se analiza el tema y se inicia con los primeros bocetos, se evoluciona, se modifica, se re-plantea, auxiliados por el ojo experimentado y el conocimiento adquirido por años de práctica profesional, los miembros del taller se dejan llevar por los consejos y recomendaciones del maestro hasta ver completados sus cuadros. El taller funciona en forma colectiva pero el enfoque del desarrollo es individual, es decir, cada quien subirá al siguiente peldaño que le corresponda, de acuerdo a su proceso, su grado de aprendizaje y al estado de conocimientos en el cual se encontraba en su momento inicial. Por eso el Taller no tiene un tiempo delimitado de duración, se recomienda sin embargo un mínimo de dos años.

Ahora bien, el taller de pintura no lo es todo, en un principio se creo como auxiliar en la formación de pintores, de artistas, de creativos, con la inquietud y el deseo de aprender a fondo el oficio de la pintura, sin embargo, a medida que ha pasado el tiempo, se ha visto que algunos de los aspirantes requieren de algunos de los elementos básicos que se necesitan para completar la estructura de su educación en el arte. Así, para cubrir estas necesidades en los miembros, se crearon diversas disciplinas de aprendizaje que funcionan también en forma de talleres: Dibujo Artístico, Dibujo de figura humana, Perspectiva, Técnicas de dibujo artístico: Pastel, Tinta china, carbón, etc.

Los talleres procuran fomentar en sus miembros el deseo de participar activamente en las muestras de arte locales promoviendo la posibilidad de exposiciones tanto colectivas como individuales. Cerca de fin de año, se busca un sitio para exponer los trabajos de los artistas que conforman el taller, para exhibir los dibujos, pinturas y algunas muestras de arte-objeto que se elaboraran.